Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

El COVID-19 es un punto de inflexión en la digitalización de las comunicaciones

  • Noticias y Actualidad

NFON teletrabajo

Sin duda, el pasado mes de marzo ha marcado y marcará un antes y un después en nuestras líneas de vida. La implantación de sistemas de comunicación ubicados en la nube ha permitido continuar trabajando, concluir el curso escolar e interactuar con los clientes. También han proporcionado el marco necesario para fomentar el teletrabajo y el smart working.

¿Quieres saber cómo NFON ayuda en los procesos de transformación digital? Lee su blog

Antes del COVID-19, el proceso de transformación digital en las empresas se encontraba en distintas fases: algunas se resistían a iniciar el proceso de transformación digital, bien porque no contaban con los medios necesarios, o simplemente porque se encontraban cómodas con su propia fórmula, mientras que otras ya se habían decantado por digitalizar sus funciones, procesos y servicios por distintos motivos. Como señala NFON en una entrada en su blog, tras la pandemia, el futuro pinta totalmente distinto, y, de hecho, más de 90% de las empresas tienen previsto desarrollar cambios en su TI.

El virus clausuró durante mucho tiempo los que eran, y son, lugares principales de nuestra vida en sociedad, incluyendo comercios, escuelas, hostelería, servicios públicos, y muchísimos centros de trabajo. Así las cosas, con la vida a medias detenida, hubo que continuar de otra manera, y sin la entrada en juego de la digitalización esa continuación no hubiera sido posible.

En los colegios, las clases online, con profesores y alumnos conectados en videollamadas grupales, posibilitaron concluir el curso de la mejor manera posible. En las oficinas y otros centros de trabajo la gestión pudo seguir adelante gracias a soluciones centradas en el teletrabajo, la gestión empresarial en la nube, y la flexibilización de las comunicaciones. También cobró gran importancia la atención al consumidor, en un momento en el que todos necesitábamos sentirnos cuidados y protegidos, aprendiendo a interactuar con ellos de forma online.

Sin lugar a duda, parece que una vuelta a la situación anterior es impensable. Así, dentro de esta nueva normalidad, la implantación de sistemas de comunicación ubicados en la nube ha creado los lugares adecuados para trabajar en equipo. Este tipo de sistemas ha permitido continuar trabajando y poner en común ideas, resolver problemas, y llevar a cabo una comunicación eficiente dentro de la empresa. Además, también han proporcionado el marco necesario para acompañar a los clientes y fomentar el teletrabajo y el smart working. Soluciones como Cloudya, de NFON, flexibilizan la comunicación y facilitan el cambio de estructuras de las empresas. Y, además, existen muchas ventajas añadidas: reducción de costes, fomento de la sostenibilidad, conciliación familiar, etc.

Ventajas de la telefonía en la nube

El mercado de sistemas de telefonía en la nube está creciendo constantemente. De 2017 a 2022, las extensiones en la nube aumentarán de 13 millones a 26 millones en Europa. Facilidad de uso, independencia total y fiabilidad son las credenciales de los sistemas de telefonía en la nube como los de NFON. Si quieres conocer más sobre estas soluciones puedes visitar este enlace